jueves, 31 de diciembre de 2009

Mi balance del año: Ella

Ella, coronada de imágenes.
Secuencia volátil.
Ella, epicentro de energía cósmica.
Metamorfosis accidentada.
Su piel, cartografía de universos imaginarios.
Y sus dedos galaxias de cinética agraciada.
Ella, supernova en mi cuarto oscuro.
Oropel valioso.
Ella, besos apicultores.
Saliva sagrada.
Las estrellas feroces de sus ojos.
Y un candil en cada iris-profundidad.
Ella, baño de lluvia acida.
Caramelo homicida.
Ella, atemporalidad andrógina.
Reina pixelada de mi amor monocromático.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Penitente

Se me regaló la noche
Y para copiar sus pasos
Me quiebro la cadera
Y me vuelvo un xilofón.

Noctámbula deambulo.
Despierta pernoto.
Con brazos vacíos de sueños.
Sin mar ni destello.

Mis ojos se mojaron
De muertes súbitas
Y empobrecidos feligreses
Que vuelven sin rumbo.

Y te añoro negrura absuelta.
Mi condena a la amargura
(Y a la banal envoltura)
Dichosa reina de mis sombras.

Que te cuelas por mi manga
Sonando a tics de reloj
Y a ecos descompuestos
De sonido amorfo.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Consistencias

Somos de mar y un poco de arena.
Pero más de mar porque rugimos y somos dueños de una eternidad solemne y profundidad.
Pertenecemos a la arena de nuestras batallas, aún más al mar salado de nuestras lágrimas.
Somos los granos de arena que se escurren en las manos del destino, aunque más somos del mar que nos arrastra.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Frases impropias III

La homosexualidad es a la sociedad lo que el turismo es al país.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Perímetros

Entre vos y yo hay sonidos de letras
Y ceniceros con lápidas de besos.
Hay cuadernos que chorrean tinta
Y mucha agenda.

Entre mi espalda y yo hay un relicario de huesos
Y un artefacto arterial ileso.
Hay sangre oxigenada
Y también vos.

sábado, 31 de octubre de 2009

Sólo hubiese bastado

Hoy sólo hubiese bastado con sentarme a deshora a escribir versos libres de manos ultrajadas por el tiempo.
Mis manos.
Pero hasta el colectivo se burla de mi espera y me condena a una esquina concurrida y encrucijada.
A mixturas de perfumes que divergen de los rostros que los visten.
A miradas adormecidas que no avanzan en el gris del pavimento.
A labios partidos que no cicatrizan con la ausencia de bocas que los muerdan.
A un dolor de estómago extraterrestre que amenaza con partirme el abdomen en dos.
Y yacer desparramada en la vereda cualquiera.
A merced de las pisadas que se disfrazan de tus ojos para atravesarme.
Para que me peses una vez más en las costillas y en el aire.
Para que sienta tus talones hundirse en mi espalda invertebrada.
Cada vez que bailas una pieza doble sin mí.
Sin mi brazo guía sobre tu hombro firme.
Sin mi mano guía sobre tu cintura angosta.
Sin mi flamenco ardiente de mirarte fijo.
Sin mi punteo de lengua en tu cuello expectante.
Y teniendo fe ciega en que sólo hubiese bastado morir un año atrás.

martes, 20 de octubre de 2009

Yo te pinte la pared

Hoy Delia me acuna hasta el sueño

Prestame las líneas de tu rostro para escribir de la manera tierna que tenias de tenderme disfraces en tu cama.
Pasame la receta de tu mermelada de naranjas y de tu paciencia así aprendo de la quietud de tus manos de elástico e ingenio.
Dejaste en mí recuerdos larga vida, escondidas de cocina y tumbas de la gloria en un cajón. Ropas miniatura, costureros, sabor licor de huevo, enaguas, graciosos paraguas e incontables caricias que me regalaron tus dedos de cigarrillo armado. Y esas maratónicas corridas a saltarme tu tapial, aun la última vez cuando me mostraste tu invierno pleno.
Porque tus años le dieron tregua a mi niñez y te escapaste de mi vida cuando ya empezaba a navegar con vela propia.
Gracias por tu partida indolora, no significa que no se te extrañe por acá.

miércoles, 7 de octubre de 2009

De poesia accidentada

Cuando alguien pega palabras como quien quiere la cosa demasiado yo abuso de la súbita inspiración maliciosa que me provoca leer poesía accidentada. No escribo inmersa en un sopor de antirealidad y placebos jugosos que sólo generan rompecabezas semánticos creados para esconder la evidente pobreza de pensamiento y repletos de facilimos mentales sino que me cocino en mi propio caldo de orgullo y fastidio fabricando tallos espinosos de verborragia asesina coronados de versos rosas que punzan la visión de quien me considera escribiente digna de ser leída. Me quedo a la mitad del viaje la mayoría de las veces, si, tirada al lado del camino que describió Fito, mordiendo la manzana que condeno a Eva a la sodomía eterna, tomando del pecho de una difunta que no me alimenta sino que lentamente me llena de muerte, y gozo.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Pensamiento del dia (un poco extenso)

Todo esta manos para abajo para no decir patas para arriba aunque trate con cada kilo de mi cuerpo de alinear mis chacras para darme cuenta que el que importa lo tengo bien puesto y me roba una sonrisa un poco opaca pero sonrisa al fin porque contraje mis músculos faciales y hasta mostré algo de dientes. Mi amigo Marcos que es algo así como mi parapsicólogo personal me dice que abra todas las ventanas, prenda todas las luces y cruce algún calzado bajo la cama y así voy a dormir mejor pero juro que no quiero volver a soñar, o capaz que estaba despierta, o ni siquiera dormir ese sueño que me arrastra hacia la inconciencia pura en la que soy conciente la puta madre no se por que. Porque no deberíamos estar al tanto de lo que nos sucede durante los sueños pero yo enseguida me doy cuenta que es solamente un estado onírico y quiero salirme de ahí, porque allí no me gobierna nada más que una nebulosa desconocida a la cual temo y respeto al mismo tiempo. Entonces así me encuentro, completamente mal dormida, mal soñada y mal puesta en mi día a día que requiere unas pilas energizer últimamente porque me cambiaron de cuenta en mi trabajo y no sólo que hago mis ocho horas laborales sino que llego a mi casa, esa que tanto deseé para que albergue mi soledad y mi locura, y sigo trabajando y a veces me da miedo de que se me derrumben las paredes encima. Por eso no escribo, capaz que es lo que más me duele en este momento. Que mi alarmante estado de ánimo se esté apoderando y lentamente destruyendo eso que siempre me devolvió a mi, eso que me identifica, que me llena, me contiene y es mi terapia gratis. Sentarme con el cuaderno en mano para que la tinta me devuelva desvaríos varios, frases inconclusas y versos de amor que no por falta de él sino por falta de lo que podría llamarse simplemente inspiración salen estériles y vagos.
Es la primera vez que hago catarsis acá, no quería volver esto un diario íntimo pero que bien que hace sacarse todo de encima.
Gracias por leer.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Gracias!

No se puede empezar a enumerar las cosas que se comparten en un año con vos. Lo podríamos medir en fechas y decir que ya cumplimos meses 12 veces y capaz que fueron más aniversarios porque se nos dio por hacernos de varias fechas para festejar, algunas todavía vigentes, otras no. Si medimos las veces que soñamos juntas serian más de 365 seguro, porque lo hacemos a diario y despiertas, miles de veces al día. Proyectamos, nos proyectamos, nos asustamos, retrocedemos y volvemos a planear porque algo nos dice que estar juntas es lo que hacemos mejor y lo vamos a seguir haciendo hasta que nos volvamos expertas en amarnos. Yo estoy perpleja, me dejas perpleja. Ni yo me creo que hace un año que te respiro y es el aire más puro y fresco que alguna vez habito mis pulmones y mi alma. Fue una odisea, no voy a decir que fue fácil llegar a esto. Me dejaste mucha poesía y ella solo nace cuando aparece algo revolucionario. Vos sos eso para mí. Y la verdad que me queda muy corto decir que te amo y que estoy enamorada de vos hasta la médula. Vos ves la manera en que te miro, vos lo sabes y eso me basta. Gracias por estos 365 días.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Filosofía entre comidas

El día pasaba pegajoso y lento. Durante el desayuno se entretuvo mirando como las agujas de su reloj dibujaban un círculo infinito sobre la carátula cuadrada y se convenció de la coexistencia de formas distintas trabajando para un mismo fin. Después del almuerzo un complot de pereza e ingenio trasformó a las manecillas de metal en babosas que fastidiosas se trasladaban de número en número dejando un camino de baba brillante. Las babosas y su fatídica existencia. De niña solía tirarles sal y ver como se retorcían en el piso hasta que sólo eran una masa informe e inerte de espuma y materia grisácea. ¡Que plato!. Mientras cenaba pensó que ahora no procedería de la misma manera, sino que simplemente las envolvería en un trozo de rollisec y que sea el recolector de la basura el encargado de decidir sobre su destino.

jueves, 3 de septiembre de 2009

De paciencia

Nuestra hoja de ruta está vislumbrando un destino fijo. Quedan en nuestra memoria compartida todas las paradas obligatorias que tuvimos que hacer al costado del camino. Son parte de nuestra historia todos los desvíos que a fuerza de llantos y berrinches tuvimos que tomar a desgano. Colorean nuestros recuerdos todos esos pequeños pasos que multiplicados por miles de memorables momentos nos hicieron ganar un kilómetro de vida. Ya no es tiempo de enumerar faltas ni pasarnos factura constante. Te regalo más bien una nota de crédito canjeable por mi amor eterno. Porque a pesar de los saldos en rojo, tu morosidad dio frutos en mí, mostrándome que la paciencia es una más de mis virtudes.

sábado, 29 de agosto de 2009

Frases impropias II

Que justicia que un cerebro enano no se arregle con un par de tacos.

lunes, 24 de agosto de 2009

Cotidiano

Tu amor es la gotera que tengo en mi cocina.
Es el requerimiento calórico diario que mi cuerpo necesita para andar a pierna suelta.
Es la medida de azúcar que le va justa a mi café de todas las mañanas.
Son los pasos que separan mi antesala de tu comedor.

Take my hand!

viernes, 7 de agosto de 2009

Fondo

Llega el viernes y nuevamente me visitan esas ganas locas de sacarme un riñón y donarlo a ver si de esta manera siento finalmente que alguna célula de mi cuerpo crece y da vida. Mientras Julio reposa plácido y dominguero en mi cama y tu luz se disuelve antes de llegar siquiera a encender una imagen en mi retina seca de besos voladores y caricias de media y corta distancia, un vacío amenaza con comerme entera y yo sólo puedo esperar a que se repugne y me vomite.

jueves, 30 de julio de 2009

Tarde

En el universo de nuestros cuerpos palma se funde en palma y nuestros brazos se unen y crecen millas formando un trópico de Venus que abraza el mundo.
Porque no existe cartografía capaz de diagramar las vueltas de nuestra pasión ni paño tan extenso para abarcar la enormidad del vos y yo.
En la isotopía de nuestro idioma vos sos mi muletilla de cabecera y yo la frase adjetiva por siempre adornando tu sustantivo impropio.
Porque tus ojos derraman la calma que mi alboroto necesita y tu vientre quiere ser la cuna que ponga a dormir mis temores.
Así, amarte se vuelve fácil en la quietud y en la paciencia.

miércoles, 22 de julio de 2009

Pensamiento del dia

Reino un mundo subjetivo.
Soy un deseo.

viernes, 17 de julio de 2009

El regalo

Extendió su mano y le acercó la diminuta caja. En sus ojos había ofrenda. Estaba envuelta con papel de seda carmesí, la caja, no ella. Ella vestía simple, lo cual exaltaba la extravagancia del regalo. Finos cordones dorados la recorrían de norte a sur y de este a oeste, dibujando así una cartografía de ríos brillantes sobre el paño de sangre. El tomó su mano, la acercó hacia sí y cuando tuvo el objeto a una distancia prudente lo deshizo de su isa dejando así la mano desnuda e inerte y al par de ojos a la espera de un gesto. Era tan liviana que parecía flotar sobre su palma. No hacia falta abrirla para percibir que allí dentro se escondía tímida el alma dueña de esos ojos y de esas manos. La belleza que emanaba el pequeño cofre sólo podía ser la transfiguración de esa maravilla que silente guardaba. Desató uno a uno los moños y fue descosiendo el delta dorado. Sus manos sintieron la suavidad del papel el cual dócil se deshizo entre sus dedos para convertirse en una catarata de confeti que llenó el aire de un espíritu de celebración. Cuando el interior de la caja quedó finalmente al descubierto una mueca de dolor y asco ensombreció el rostro del agasajado, como si su cara fuese un espejo y su reflejo el delator de la realidad aberrante que lo sorprendía en sangre fría y lejos de esa imagen quieta de la caja carmesí y oro que había acunado expectante en sus manos. No había el brillo ni la candencia que anunciaba sino la indefectible desgracia de que las cosas que se auguran más bellas a veces al descubrirles el velo no son más que un hombre elefante.

martes, 14 de julio de 2009

Frases impropias I

Es difícil aprender a nadar cuando viviste mojándote las puntas de los pies.

miércoles, 8 de julio de 2009

Que no se te vuele el amor

Le gustaba gravitar sobre mi ombligo prendida de un piolín.
Daba volteretas en el aire multicolor y yo la soplaba para que volara más alto.
Pero fue libertina y rompió nuestra barrera del sonido.

miércoles, 1 de julio de 2009

De ganglios inflamados

Le tiré un par de lágrimas a la sopa para ver si probando mi tristeza la compartías mejor.
Que en estos días se me da por llorar sin razones.
Que ando baja de defensas y de sonrisas.
Que escondí los espejos y los cigarrillos porque se convirtieron perjudiciales para mi salud.

Y ando en busca de alguna cura a esta amargura.
Una poción arregla corazón.
Sobredosis de cucharitas pero no de té.
Y tu cuerpo pacientemente abrigando mi cama.

lunes, 29 de junio de 2009

Fly away from here

Porque hay que cambiar de vez en cuando de lugar. Somos animales migratorios. La comodidad nos asusta. La estabilidad nos aterra, nos corta las alas. Y lo irónico es que estamos constantemente buscando la quietud…

Calavera no chilla!

jueves, 25 de junio de 2009

17/05/2007

No tenía piernas sino rascacielos.
Y yo moría por escalar los 53 pisos que me separaban de su azotea.

Era tan bonita que me dolían los ojos.
Era tan inalcanzable que me subí a sus hombros para arrancarle un beso.

Y me alquiló un cuarto en su quinto infierno.
Y me mató tres noches seguidas.

lunes, 22 de junio de 2009

Carta con fiebre para Matilde

Me entretengo con tus diálogos imaginarios.
Juego a que tus manos heladas c
alman las llamas de mi frente encendida.
Juego a Matilde.
Matilde de ojos perdidos pero atentos.
Matilde color oliva y vestida de árbol.
Matilde con gusto a limón y miel.
Matilde besos de aspirina.
Te imagino estampada en mi frazada.
Sábanas de Matilde.
Abrigo mis espasmos antárticos con tus cabellos.
Matilde térmica.
Bebo el jarabe de tus labios.
Matilde alivio inmediato.
Recorremos juntas los laberintos de mi delirio.
Respiro tu aliento sanador.
Vapores de Matilde.
Milagrosos!
Y aunque tus remedios desgasten aun más este cuerpo mío,
Te quiero Matilde,

Mi mal con su cura.

jueves, 18 de junio de 2009

Jugando rayuela

Me pesa el aire.
Me pesan los pulmones.
¿O será más bien el bolso?

Voy sobrecargada de ideas.
Me duele leer.
Duele dulce.
Duele sangre.
Me subestimo.
Soy pequeña.
Más pequeña que una coma.

domingo, 14 de junio de 2009

Domingo

¿Por que hacerse replanteos existenciales un domingo? Será el ocio lo que impúdicamente nos obliga a racionalizar más de la cuenta. Los domingos se hicieron para dormirlos, para hacerles el amor o para mirar películas en la cama. Me molesta a sobremanera estar preguntándome un domingo sobre cuestiones de mi vida, temblando sobre la computadora, tecleando senilmente palabras que me quedan grandes un día como hoy. Agazapada cual predadora pasiva que persigue una presa que esta demasiado fuera de su alcance y dueña de tantas cosas sin valor a la hora de medirme con tu regla. Si, porque ya llegó el momento de usar pronombres y no me cabe otro que el “vos” y el “yo” que esta en terapia intensiva a esta hora de este maldito domingo que no sirvió mas que para coronar una semana de heces (porque no hay que perder la compostura en ningún momento con palabras petisas señoras y señores). Pero no voy a caer en la fácil tarea de escupir culpas por doquier. Creo en la caballerosidad de la introspectiva antes que la contraspectiva (la palabra no existe pero hay que mantener cierta armonía discursiva a veces). Por eso mismo la patología del día será la amnesia temporal (en el menú también teníamos ataques psicóticos, llanto e ingesta de alimentos en exceso) para pasar estas últimas horas y amanecer a un lunes tal vez menos complicado.

Esquinas

Odio las esquinas por bifurcadas.
Porque reflejan mi pasado.
Porque auguran mi futuro.
Encrucijadas equidistantes.

Odio despedirme de vos.
Oler la nicotina en mis dedos.
Morderlos hasta que sangren
Con tal de burlar el deseo de llamar tu nombre.

martes, 9 de junio de 2009

En falta

¿Y si descansas en mis palabras y hablamos?
Quedó uno de tus besos suspendido en el aire.
Ven a mi mesa y te sirvo mi amor.
Tenedor libre.

¿Y si soltamos los huesos y nos fundimos?
Escapemos de la contractura.
Un destino flexible.
Antiinflamatorio.

Porque de monólogos no aprendo.
De castigos me revelo.
Y aunque tenga mea culpas atemporales,
No merezco la dureza de tu adiós constante.

Yo que estoy lejos de la perfección
Lo que vos estás cerca de la redención.
Si blancas no podemos querernos,
Nos pertenecemos aún más con manchas y todo.

viernes, 5 de junio de 2009

Tan bonita, tan serena

Creo en la inocencia de tus ojos.
Serás mi amuleto por siempre.
Te pondré en mi mesita de luz
Y desde alli gobernarás mis sueños.

martes, 2 de junio de 2009

Recetas caseras I

Cuando leo me vuelvo pequeña. Soy tan diminuta que puedo montar las emes y las haches, estas últimas son mis favoritas porque me brindan un cuello de donde asirme y déjenme decirles cuanto me gusta colgarme de las cosas. Me dejo envolver por la fuerza cinética y mi cuerpo es luz, es un haz, un halo, una hoz de movimiento. Los puntos y aparte me ofrecen la excusa perfecta para dar un saltito de página y viajar a un nuevo número. Si es par, avanzo tranquila, si es impar me piso el pie derecho por cinco segundos para desechar la mala suerte que traen los nones. Y allí reanudo mi juego. Me he vuelto bien diestra revoleando las oes en mi cintura cual aro de hula-hula y los guiones funcionan a la perfección como vara para limbo permitiéndome arquearme en las más divertidas formas. Si me canso me refugio en algún que otro paréntesis y cuando recobro el aliento me subo a los signos de admiración para recorrer a zancadas los párrafos extensos. Y así el libro se transforma en una carrera de postas extenuante, la receta más efectiva que encontré para vencer el insomnio.

viernes, 29 de mayo de 2009

Más mía

Nunca íbamos a saber en ese momento que estábamos ante la presencia de un genio. Pero no hablo de esos genios a los que se les puede medir la inteligencia por un IQ test sino de esos que emanan cierta aura flotoaérea iridiscente que trasmite un “calláte la boca, más respeto”. Y así se movía ella por el sendero vital. Mitad caminaba con los pies, mitad levitaba con su propia temperatura espacial. Era el último eslabón de su propio ecosistema. Un espécimen raro aunque bellísimo. La reina esporádica del minuto que marcaba el reloj. Se quedaba corto el diccionario en sinónimos para describirla. Y yo me regodeaba impunemente de que sea sólo mía, ignorante de su don y así más mía todavía.

Come and rest your bones with me

martes, 26 de mayo de 2009

Segundas veces

Apenas saboreó las palabras saliendo de su boca supo que éste era un replanteo pretérito, uno de esos crímenes a los que ya se les impartió la debida justicia y cuya sentencia había sido esquivada con atino. Igual ella era nueva. Nunca había pronunciado los fonemas en cuestión y se sentía con derecho a resucitar la jurisprudencia legada por su predecesora víctima. Saberse usuaria de argumentos perdidos la llenaba de un sentimiento de temprana derrota, como el de un condenado que pide perdón porque es lo único que queda por hacerse, aunque esto no modifique el castigo. Pero se mantenía estoica ante su decisión, espalda erguida y piernas de mármol. Una estatua griega con más voluntad que belleza.

sábado, 23 de mayo de 2009

Susanita

Mi platonia, mi venusina.
Hermosea desde el alba hasta caer el día.
Mi bellísima, mi helénica.
La potencia de mis fraseos.
Mi histriónica, mi milenia.
La guardiana de mis verdades.
Mi dalila, mi amorosia.
La regla que mide mis enjuiciamientos.
Mi Susanita, mi ortodoxia.
La verduga de mis libertinajes.
Mi angélica, mi ave Purísima.
El espejo que refleja mis razones.
Mi sacerdotisa, mi amiguísima.
La mano que nunca cesa de rescatarme.

lunes, 18 de mayo de 2009

Existencia artefacta

Tengo una gotera en la frente
Y bajo mi cama un cementerio de ideas.
Lapidarias y mudas ideas.
Cubiertas de pluma y de polvo.

Mis sueños son jabonosos.
Pegajosos sueños sin repuesto económico.
Descartables y exfoliantes.
Ramillete de historias vencidas.

Mi cabeza es un cenicero.
Se me hace humo la boca.
Tengo la lengua expuesta,
Desgastada y en degrade mortal.

En mi escritorio guardo tus ojos.
Abro el cajón de cuando en cuando.
Tus ojos negrita o cursiva.
Y me doy un banquete visual.

sábado, 16 de mayo de 2009

Agradecimiento público

Gracias a mi amor por ser tan celadora de mis caprichos y regalarme para nuestros 8 meses (de ser nosotras) uno de los libros que sé con sólo oler la tapa que se convertirá en mi favorito. Tengo en mi pieza, a veces en mis manos y por siempre en mi memoria los “Papeles Inesperados” de Julio Cortázar y soy feliz.


viernes, 15 de mayo de 2009

La espada en la piedra

Me siento a esperar las palabras.
Naranja es el color de mi prosa.
Fosforece.
Invoco a tu dios y me echo a llorar.

Azul es el color de tu olvido.
Perfora.
Solo queda rendirme ante tu culto
Girasoles lunares.

Mi deseo recorre la ucronía de nuestra historia.
Utópica.
De manzanas perfumadas y azar.
De libélulas rotas y cruz.

Blanco es el color de mis manos.
Encandila.
Las palmas gastadas, romas.
Los dedos ajados, ralos.

Una piedra en la lengua.
Y en la piedra, la espada.

martes, 12 de mayo de 2009

8am a 9am

8am suena el despertador y mi cuerpo se remueve en la modorra de dejar tus huesos desprovistos del calor de los míos. Te toco el hombro y ya sabes que es el snooze de abrazarme de atrás y que conciliemos ese dulce sueño de 15 minutos que me separa de tocar el piso frío con los pies aún dormidos. 8:15am vuelve a sonar la chicharra y abro un ojo. Doy gracias que te rodea la paz y que tu aliento tibio se abre camino entre la escarcha de la mañana. Te respiro un poquito para absorber tus sueños y cruzo los dedos del pie derecho para que mi presencia flote en esa materia onírica que nos separará hasta que el día vuelva a cruzarte en mis ojos. 8:20am me levanto de la cama. Revuelvo entre la ropa que se amaneció en la silla buscando cualquier cosa que ponerme, porque a esta altura ya ni me importa lo que visto. 8:25 termino de ponerme la media izquierda y arrastro mi cara de almohada hasta la heladera la cual despojada de cualquier alimento perecedero me obligará a desayunar nuevamente de paso. 8:30am me cepillo los dientes de parada mientras me aseguro de haber puesto en la bolsita de viaje el té, las sopitas instantáneas y la botella de agua. 8:40am vuelvo a irrumpir tu velada con la cama para observarte por escasos segundos de lejos y luego dejarme abalanzar sobre tu cuerpo inmovilizado por la pila de frazadas que coloqué tiernamente antes de abandonar nuestra nave especial. Estás dormida, me besas dormida, me sonreís con dientes de dormida pero nunca te vi más bella que en ese momento irrepetible donde la noche todavía se pega en tus ojos y tu piel tiene gusto a tela. 8:50am bajo las escaleras, lentes en mano, MP3 prendido y me enfrento a la rutina con sabor a vos.

Dos que se quieren se dicen cualquier cosa

lunes, 11 de mayo de 2009

Hoy

En mi cabeza siempre van a sonar otras canciones
y hace dos grados menos que afuera.
Y tengo unas ganas tremendas de elegir todo de nuevo
o borrarme la carne vieja de este esqueleto.
Ser piedra que espere y no sangre,
disolverme en un reloj de arena.

sábado, 9 de mayo de 2009

Como somos

Me gusta más que te guste por lo que soy que por lo que puedo llegar a ser. Porque los futuros quedan casi siempre inconclusos y somos más bien de carácter perezoso para los cambios. Que me digas que me ves linda cada dos por tres es mejor que me repitas todos los días que soy hermosa porque ambas sabemos que no es cierto, a menos que estemos hablando de una hermosura más metafísica que abarque aspectos no perceptibles a simple vista por el ojo humano. Que algunas veces mi presencia se te haga poco soportable es mejor que si estuvieras a gusto con cada vaivén de mi personalidad la cual alberga senderos oscuros y molestos hasta para mí. Que articules alguna palabra que me obligue a recurrir al diccionario me estimula más que si tu léxico fuera finito y predecible porque eso me indica que hay cosas que pueden todavía llegar a asombrarme de tu inteligencia. Que sigas volviendo a mi casa después de trabajar día tras día es mejor que impongas un tiempo nulo entre vos y yo porque las dos sabemos que no es lo que dicta el impulso sino lo que fabrican las reglas generales de una relación. Que tu sonrisa a veces se tuerza en mueca es mejor que la falsees para que quede tersa porque te conozco débil y ciclotímica y se que así me revelas que conmigo sos como sos, así como me gusta que vos seas, y no como te quiero yo.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Un encare

Me acerqué y te miré de lejos.
Me costaba un poco ver tu belleza.
Tu yugular latía un baile
Y a mi se me dió por hincar el diente.
Bailemos pegados.
Despojados, despeinados.
Yo te sostengo la cartera.
Vos cosete a mi cadera.
Y así un son canción temón
Que hace tris trizas la ocasión.
Que si vengo acá siempre no importa.
Hagamos la tertulia corta.
A mi me invita tu boca invicta.
Que besos y lengua dicta.
Poneme en frecuencia
Que esto no es ciencia.
Más bien vale la ocurrencia.
Que dejes revelar tu esencia.
No me hables de mi nombre
Que mi anonimato no te asombre
Dame de probar tu piel
Que es miel, clavícula fiel.
Y en un una vuelta de timón
Naufragues líbera a mi rincón.

Coronas Coronadas

sábado, 2 de mayo de 2009

II V

A veces pienso que soy tan simple que en una hoja en blanco me pierdo y es por eso que tengo la necesidad de tener siempre renglones que me acompañen y me deliñen. Y también pienso que soy lisa como un libro y por eso me doblo y me siento más vieja mientras más quieta. Desearía que me añejes como el vino para permanecer años en tus sienes y servirte banquetes importantes, cumpleaños, fechas patrióticas y aniversarios suntuosos. Querría por un momento, pero sólo un momento, ser la migraña que te impide ver y dormir, para bloquearte las venas con mi exactitud dolorosa y luego aliviarte en un suspiro medicamentoso.
O simplemente quisiera alterar el curso natural de las cosas, tus cosas.

miércoles, 29 de abril de 2009

Del cuidado que hay que tener al vaciar un mate

Se levantó de la computadora y recorrió con soltura los 17 pasos que lo separaban de la cocina. El agua está casi lista, se dijo; y se entretuvo con la alacena vacía para malgastar los segundos que lo separaban de tomar la pava y traspasar el elixir edulcorado hacia el termo. Se comenzó a preguntar cual era la manía que existía en esa casa de empezar paquetes de fideos nuevos sin haber consumido por completo los anteriores, lo cual resultaba en un cementerio de coditos y sopa de letras atrapados en bolsas de La Gallega coronadas de una gomita elástica a elección. Somos humanos, se dijo. Siempre vamos a emprender cosas nuevas sin haber terminado con nuestros asuntos pretéritos, aunque acá lo veamos reflejado en pasta. Volvió a la realidad a tiempo para escuchar a la pava cantar de calentura. Apagó el incendio y se dispuso a vaciar el mate que albergaba la yerba de la tarde anterior, porque no había mucho tiempo para tomar mates y se hacia una vez por día. Tristísimo. Lo que nunca llegó a darse cuenta fue que de tanto que se agachó para embocar el tacho y de tanto que apretó las sienes para hundir la bombilla, de tanto en tanto no caía sólo yerba sino que también tiraba a la basura sus sueños.

Anhelando vacaciones!

martes, 28 de abril de 2009

Femme à la carte

Cuando de mujeres se trata he llegado a convencerme de que mi gusto es relativamente extravagante. Si de físico hablamos no hay cosa que me seduzca más que la inteligencia innata. Puedo caer rendida a los pies de una buena ortografía y alcanzar casi el orgasmo ante una sintaxis compleja bien enunciada. Me deleita a sobremanera escuchar hablar de literatura y religión, por más atea que sea en realidad. Cambio con los ojos cerrados unas piernas largas por un léxico abundante, descarto a mano suelta un discurso redundante. Gana mi ternura la ignorancia sincera, me provoca repulsión la verborragia canchera. Una metáfora de amor me descoloca y soy capaz de elegir la imaginación antes que una buena elección de peinado. La mujer más sexy es la puntual, y la más codiciada la honesta. Mido la belleza al salir de la ducha. El maquillaje sólo ofrece una fachada trucha. Encuentro la bilateralidad completamente estimulante y a falta de un idioma, prefiero que hablen dos. Me enamoro de un buen menú con postre incluido y no caté mejor perfume que el dejo a chocolate en la lengua de mi amante. Priorizo la redondez de las formas femeninas, a decir verdad, me enloquece la abundancia de piel y carne apretada al cuerpo. Evito los estereotipos, la ambigüedad y el exoticismo son cualidades inadquiribles y completamente fundamentales en mi pirámide de Maslow.
Y le dejo el resto a Girondo: “No sé, me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible- no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!”

lunes, 27 de abril de 2009

Ahora

Y tal vez estaban destinadas a ser después de todo. Contra todo pronóstico. Contra la corriente. Con el viento en contra. Para sorpresa de todos. Con las apuestas perdidas. Con los bolsillos vacíos de sueños y todo. A pesar del mundo. Con las manos atadas y las caras sonrientes. Sin nada que perder. Y son felices.

viernes, 24 de abril de 2009

Dame

Dame una religión en que creer.
Para así fundir mis pies.
Y caminar en el mar.
Ser devota de tu andar.

Dame metros de tu piel.
Para dormir en tu regazo.
Que es abrigo color miel
Y crear vida en cada abrazo.

Dame otro sol en mi sistema.
Y alguna cura preventiva.
Que el frío crudo se aproxima
Y me doblega, no me abriga.

Dame una voz suplente
Que potencie la vertiente.
De esos versos que recito
Hacia vos y el infinito.

miércoles, 22 de abril de 2009

Ballerina

Abrí la mano y la vi girar. Era tan liviana que levitaba leve y tibia. Brillaba de un rosa pálido, casi incandescente. Tropezó en la línea de la vida y ahogo una carcajada en sus dedos de ninfa fantástica y fabulosa. Su vasto vestido volaba su vuelo de ave en desvelo. Calcaba sus muslos maleables y magros. Cada contracción crujiente. Cada extensión exuberante. Se sentó a descansar en mi palma desnuda. Sutil testaruda me negaba sus ojos. “Tengo una vida para vigilar tu sonrisa”. Cerré la mano y la bailarina quedó en mi piel.

lunes, 20 de abril de 2009

Suicidio

Una libélula zumba sonetos que a esta hora aburren.
Y tu colmillo se clava hondo en mi conciencia.
Migrañas sanadoras y palidez.
Mi esternón y mi vicio al cigarrillo.
Las paredes se comen de a poco mi cuarto.
El polvillo subraya este asma recurrente.
Locura fingida, el horóscopo del día.
Una promesa de amor y al final, el castigo.
Un grillo toca los violines.
La hiedra crece entre mis piernas.
El sol no volverá a brillar jamás en estos ojos.
Y ya no soporto la oscuridad.

sábado, 18 de abril de 2009

Reflexión del día


La cuestión con los fantasmas es que a veces hay que resucitarlos para realmente dejarlos ir.
Pero que pasa cuando uno ya usó todas las técnicas de RCP y todavía tenemos el muerto en el placard?
Habrá que recurrir a sesiones de espiritismo y otras yerbas.
No sé a Uds., pero a mi me parece too much.

miércoles, 15 de abril de 2009

¡Noche!

No sabía que te extrañaba hasta que volví a sentirte.
Tu pulso punzante.
Latido latente.
Omnipotente
Arrasadora y señora
Virgen patrona
Mujer penitente.

Y me hundí en tus caderas.
En tu sudor volátil.
En tu distintivo aroma distante
Que es familiar y famoso,
Hermético, hermoso.
Lascivo y laxante.
Cándido y candente.

Cuando moro tu morada me enamoro.
Morena preciosa y precisa.
De mis vicios socia vitalicia.
Madraza madama de mis amores.
Celadora celosa de mis temores.
Estrella estrellada.
Trillada y nublada
Cercana o a secas
¡Noche!

martes, 7 de abril de 2009

Y me encuentro escupiendo amor por inercia.
Cantándole serenatas al poste de mi esquina.
Repartiendo besos a las góndolas del supermercado.
Caminando de la mano de un perro vagabundo.

lunes, 6 de abril de 2009

YO

Yo soporto el libre albedrío (y acá mi profesora de Traducción diría que acabo de hacer una false translation del verbo “support”), sí y solo sí esta búsqueda de libertad está encaminada por valores claros y limpios, y no cuando es producto de la malversación, del malempleo, del malintencionamiento propio del egoicentrismo. Cada cual tiene como derecho adquirido la respiración de un aire individual. Cada cual está “entititled” (y juro que no encontré mejor palabra) a sentirse lleno en compañía de nadie más que de uno mismo. Cada uno de nosotros alcanza mejor la plenitud cuando no tiene que pensar en otros sujetos más que en la 1era persona singular del yo. Yo soporto más el yo que el yo con vos. El yo sin aderezos ni condimentos. El yo por el simple arte de yollear un rato. El yo que juega al yo-yo y que hace yoga. El yo que nos inunda en ese viaje sin escalas que es el descubrimiento propio. El yo catarsis, justo como ahora.

sábado, 4 de abril de 2009

Ella

Ella, coronada de imágenes.
Secuencia volátil.
Ella, epicentro de energía cósmica.
Metamorfosis accidentada.
Su piel, cartografía de universos imaginarios.
Y sus dedos galaxias de cinética agraciada.
Ella, supernova en mi cuarto oscuro.
Oropel valioso.
Ella, besos apicultores.
Saliva sagrada.
Las estrellas feroces de sus ojos.
Y un candil en cada iris-profundidad.
Ella, baño de lluvia acida.
Caramelo homicida.
Ella, atemporalidad andrógina.
Reina pixelada de mi amor monocromático.

viernes, 3 de abril de 2009

miércoles, 1 de abril de 2009

Terror amor

Descubrí que la paciencia duele
Que el frío abriga
Que la desnudez viste
Y que tus ojos pueden asesinarme
Una explosión catártica
Puede barrer con el último dejo de sanía
Y mis sueños celan amores de caribe
Pegajosos y eternos
Efímeros e incestuosos
Mi pecho es un rompeolas
Indefensa coraza de fantasía
Un móvil que cuelga sobre tu cuna
De niña cruel de piel tierna
Esqueleto de caramelo
Mitones de espinas
Con tus juguetes afilados
Y mis ganas lúdicas
Que logran herir mis llantos
Y despedazan mis dedos felices de tocarte
De dibujarte cuentos
De dormirte en mis piernas
Cerradas para tu reino
Con la llave de tus encantos
Mis labios de poetisa infame
Moran la entrada de tu castillo
Construido de heridas pretéritas
Supuran terror amor
Tu reloj anochece mis días
Arrastra el peso de tus engaños
Las horas mueren de quietud
Mi corazón no usa dedal
Se perfora de espera
Y sangra y duerme
Y sangra y muere

lunes, 30 de marzo de 2009

Sin remitente

Tengo ganas de bordarte en mi almohada.
Asfixiar tus espasmos en mi pecho ardiente.
Gélido hasta tus manos.
Ausente hasta tus promesas.
Sólo despierto cuando tu piel llamo a la mía.
Y transpirar tus horas de amor.
De mis dedos jugando a copiar los tuyos.
Con tus canciones de distancia sonando en mis laberintos.
Perder la cordura tratando de encontrarte.
Guiarme con tu voz de ave naranja.
Hasta por fin dar con el nido de tus brazos.
Para fundirme en tu sexo fluorescente.
De ansias construidas con tibia espera.
De tumultuosos terremotos en primavera.
Y acunarte en mi alcoba gris.
Prestarte mi lecho y mis sueños.
Olvidar la memoria en tu ropa interior.
Y que cuando partas, la lleves puesta.

miércoles, 25 de marzo de 2009

Iris caníbal

Tus pupilas de beatle furioso
Esos escarabajos elocuentes y mayéuticos
Que devoran mis oraciones pretenciosas
Y las vomitan simples y ralas

Tus corneas limpias y áureas
Carentes de toda ornamenta presumida
Confesionario de verdades desvestidas
Miradas que te trasfiguran en algún dios

Esos filos cortopunzantes penetrantes de iris caníbal
Que devoran con ansias el universo impávido
Y las breves cortinas de tus párpados
Que si aletean de golpe ordenan el caos

Esos ojos mares de luna y de planetas escondidos
Maravillas rebosantes de talento inexperto
Relicarios que hospedan álbumes de recuerdos futuros
Lentes que retratan todo aquello que la imagen esconde

Fanales que encandilan contra mi pronóstico de ceguera
Albergues permanentes de mis sueños no soñados
Supernovas que provocan que me persigne
Y me resigne en calma a mirar de cerca tu milagro.

Un pedazo de lo que soy

Me llamo Sabrina por imposición, no por elección. Igualmente si hubiera podido elegir mi nombre tal vez caería en la misma nomenclatura ya que me resultaría un deja vu familiar. Tengo 25 años y siento que perdí unos tantos. Me da miedo dormir sola y nunca fui a un psicólogo aunque sé de antemano cual seria su veredicto patológico. Hace años que supero los 50 kilos por más dietas y pociones mágicas a las que someta mi metabolismo. El único ejercicio que realizo es el amor y de vez en cuando correr al trabajo cuando hice demasiada fiaca al levantarme. Si tendría que elegir una palabra para describirme la cambiaría a diario, por eso prefiero no decir nada. Me enorgullece decir que soy emocional. No creo en las etiquetas por eso no me asusta ser yo misma nomatterwhat. Sufro del síndrome del spanglish aunque intento con empeño solo escribir en castellano porque es mi mamá y mi primer amor. Tengo la no tan descabellada teoría de que las personas dejan de leer a la 8va línea por falta de interés o simplemente distracción. Soy breve y extensa a la vez. Diplomática y febril. Autómata y humana. Una combinación de antagonismos constante.

lunes, 23 de marzo de 2009

Sulema con S

Se llamaba Sulema con S. Se divertía contando la historia de un padre ebrio y un empleado incompetente del registro civil hace ya 20 años atrás.
No había estudiado pero se jactaba de jamás incurrir en errores ortográficos. Su pasatiempo era leer obituarios. Una vez me dijo que no había texto más breve y romántico que la despedida pública a un ser querido. Nunca comprendí su punto de vista, aún no lo hago. Sulema con S era una criatura deliciosa. Mitad feminista, mitad misógina. Un raro espécimen de barrio. Nacida en invierno, le gustaba lucir su blancura transparente contrastada con los ridículos sombreros que cambiaba a diario.
Sulema, pero con S, no se había enamorado. Puso a prueba sus destrezas amatorias con ambos sexos y gozaba de una facilidad natural para la cama. Dos veces morí y reviví sofocada entre sus piernas magnas. Dos veces logré hacerme dueña de sus favores de samaritana promiscua. Dos veces solicité su ternura de turno y fuera. Dos veces tenté su destino de sexo en soledad.
Sulema con S nunca tomó en serio mis promesas de compañía.
Se divertía contando la historia de una declaración de amor en el diario, sección obituarios, hace ya 2 años atrás.

domingo, 15 de marzo de 2009

Poesía sin predicados

El precio de tener el cerebro en infarto constante.
La desazón de encontrar zapatos nuevos bajo el sommier.
El desencanto de tomar el te amargo y frío.
La derrota de saber que la muerte entra por los pies.

La ilusión de escuchar respuestas en tu sordera autoinfligida.
El karma de comprobar que soy una vez de cal, luego de arena.
El sigilo de velar con ternura tus terrenos regalados.
El parto sorpresivo de alumbrar desamor en cada cena.

El calvario de luchar con pasión causas perdidas.
El sacrilegio de entregar el alma en manos de un verdugo.
La tertulia de inventar artificios para tu diversión infantil.
La venganza de caerme fuera de tu amor a tus espaldas.

jueves, 12 de marzo de 2009


Y te aseguro que es como el acido pero el de roer, te carcome y no te das cuenta. Si supieras de las cosas benevolas de la vida y como ellas pueden ponerte el horizonte amarillo miel, de ese amarillo amanecer cuando el sol toca el mar, cuando la humedad supera los niveles estaticos normales y todo es nubosidad invariable. La vida no es color de rosas sino arcoiris. Sus colores solo se ven despues de una tormenta. Despues de que algun dios lloro sus penas sobre nuestros hombros. Despues del diluvio de lagrimas. Despues del ocaso de los parpados cansados de generar liquido acuoso. No te miento, hay luz. Luz que transfigura cuerpos en halos, luz que deforma y forma divinidades en la mas oscura de las sombras. Es mentira que hay que marchar hacia la luz, sino que hay que dejar que la luz emane de nosotros mismos. Y si ves que esta oscuro comete un fosforo, como Tita que logro prenderse fuego y elevarse al amor. No digas nunca que te faltan ganas. No dejes nunca que el cansancio te gane la jugada. Si hay amor hay calorias por quemar. Si hay amor hay horas por malgastar en insomnio. Me parto al medio, se me parte el alma en dos, se me vuelca el alma en vos. Y por mas que busque la chispa no hay oxigeno en esta combustion.

miércoles, 11 de marzo de 2009

La tabla del dos

No me queda más que darme la vuelta y sonreír
Que destelle perlas mi risa farisea
Que estallen mis dientes de amor-noamor
Que te esfumes si te fumo cual bocanada de humo


No me queda más que tropezar y levantarme
Ser prolífera de escritos contra vos
Moverme a la ventana a tomar aire si me falta
Desempolvar poesías de mi musa anterior


Si ya la costumbre me da más hambre
Si ya los besos callan mis versos
Si tu abrazo es sólo brazos
Y tu compañía una tristeza portátil


Me queda cambiar las sábanas de anoche
Poner en remojo tu sexo exaltado
Engañar con placebos mi almohada izquierda
Comprar soluciones fisiológicas para desamar


Me queda derribar tus últimos muros
Extirparme los pechos enteros
Ponerlos en venta, mejor en oferta
Secar las lágrimas escurridas al sol


Si la ausencia inundó la presencia
Si los caminos partieron disímiles
Si tu mañana es futuro simple en singular
Y yo ya me aprendí la tabla del dos

miércoles, 4 de marzo de 2009

Sin fines de lucro


Tengo un cementerio debajo de mi cama.
Y en mi placard, tu cadáver exquisito.
Es que a veces pesa mi carisma
Y me crece una joroba en la mirada.
Gracias por tus manos tiernas y tus juicios severos.
Gracias por tu matrimonio y tus principios estoicos.
Que deciden por mi cuando me quiebro.
Que regalan alternativas naif cuando reniego.
Porque no tenés miedo de ser dura.
Y sin embargo sos tan dulce que empalagas mis culpas.
Porque sos niña primero y después mujer.
Y hasta podría hacer de vos mi religión.
Y dejarte algo si me muero.
U odiarme seguro si te dejo.
Porque sos el blanco fácil de mis celos.
Y te doy mi incondicionalidad sin precedentes.
Solo pido tu inmediatez.
A mi me gusta amarte así, sin fines de lucro.

domingo, 1 de marzo de 2009


No quiero seguir cargando con tu paraíso en mi conciencia
Si hasta el hemisferio izquierdo de mis sueños te cedí
Que más hasta agotar mis pertenencias terrenales
Que más hasta quemar mis dadivas espirituales

Te me han devuelto cubierta de confituras duras
Y es una envoltura que no se cae ante mis ojos
Como un baño de caramelo amargo
Que agota el chupa chupa y asquea los sentidos

No quiero perseguir ya más quimeras
De quererte mas blanca que la nada blanca
Y que al refregar tus manchas en mis mejillas
Me tire a la caída libre de vivir lavándome las manos

Y al amar el orden caótico de tu isotopía arterial
Me sumo a la nubosidad variable de tu cariño
Ese que de a ratos me corona reina de tus pupilas
Y súbitamente me empuja al borde de tus pretensiones

Si es que en esta carrera ya perdí el envión
Y se quema el combustible lento en un tanque a medio llenar
Que alberga un nuevo frenesí de fumar cigarrillos Light
Y llorar sólo para sacarme lágrimas de encima.

sábado, 10 de enero de 2009

Fragmentario**

Porque a veces vos estas abajo y llega ese alguien que te tira mas abajo pero en realidad quiere subirte aunque te acribille con cargas que no son mas que plumas sobre las mejillas y no es porque no te quiera sino porque te ama [...] en un tiempo que dejo de existir pero que de alguna manera u otra esta suspendido hasta que llegue esa maldita alineación de planetas que cause una supernova de cuerpos y almas […]. A veces sólo basta una mirada, una interpretación barata de lenguaje corporal para que te des cuenta que se sentó al lado tuyo y su rodilla te está apuntando como un misil, evidencia suficiente para indicar que tu presión atmosférica aun sacude su estructura y la obliga a levitar eternamente en tu sistema solar como pendida de un hilo imaginario que no se corta ni aunque soplen vientos de […]. Y esa nausea inevitable que invade las entrañas cuando algún vestigio de recuerdo se cuela en un rayo que entro sin permiso por la ventana. Ahí es cuando yo digo que […] me estas dando todo tu ser y ya sos mía.

**Porque los espacios en blanco hay que saber llenarlos.