lunes, 23 de marzo de 2009

Sulema con S

Se llamaba Sulema con S. Se divertía contando la historia de un padre ebrio y un empleado incompetente del registro civil hace ya 20 años atrás.
No había estudiado pero se jactaba de jamás incurrir en errores ortográficos. Su pasatiempo era leer obituarios. Una vez me dijo que no había texto más breve y romántico que la despedida pública a un ser querido. Nunca comprendí su punto de vista, aún no lo hago. Sulema con S era una criatura deliciosa. Mitad feminista, mitad misógina. Un raro espécimen de barrio. Nacida en invierno, le gustaba lucir su blancura transparente contrastada con los ridículos sombreros que cambiaba a diario.
Sulema, pero con S, no se había enamorado. Puso a prueba sus destrezas amatorias con ambos sexos y gozaba de una facilidad natural para la cama. Dos veces morí y reviví sofocada entre sus piernas magnas. Dos veces logré hacerme dueña de sus favores de samaritana promiscua. Dos veces solicité su ternura de turno y fuera. Dos veces tenté su destino de sexo en soledad.
Sulema con S nunca tomó en serio mis promesas de compañía.
Se divertía contando la historia de una declaración de amor en el diario, sección obituarios, hace ya 2 años atrás.

3 comentarios:

Prisss dijo...

Linda historia, creo entender lo de los obituarios...
Saludos!

YO SOY RESHI dijo...

que raro vos escribiendo tan hermoso. me encanta lo que haces amor, super talentosa tu. :) sulema con s es diferente a lo que vimos antes aca pero me gusta mucho as well.

Literato dijo...

Nunca entendí porque hay personas que no toman decisiones. Me refiero a su bisexualidad. A estar acá y allá a la vez. No sé, me supongo que es mucho laburo y a la vez quererme poco. Caer siempre en un constante agujero negro cuando intento definir que quiero o adónde voy. A Sulema con "S" percibo le pasaba algo así, pero con un terrible agravante, la edad. Pasar después de los treinta sin tener definiciones básicas es un síntoma de alarma generalizada. Lo mismo que un tipo casado que llegue a los 50 y engañe a su mujer con otro tipo, pues la verdad no lo entiendo y menos cuando se cuelgan diciendo: "descubrí mi homosexualidad recién ahora" ¿¿¿?????!!!!! Dioss.

En fin. Volviendo a tú escrito debo decirte que me gustó. Es compacto y poderoso. Tenés buen léxico en la brevedad y eso me gusta. Un consejo: no dejes de escribir (a ínfimas personas les digo eso).

Saludos.