lunes, 30 de marzo de 2009

Sin remitente

Tengo ganas de bordarte en mi almohada.
Asfixiar tus espasmos en mi pecho ardiente.
Gélido hasta tus manos.
Ausente hasta tus promesas.
Sólo despierto cuando tu piel llamo a la mía.
Y transpirar tus horas de amor.
De mis dedos jugando a copiar los tuyos.
Con tus canciones de distancia sonando en mis laberintos.
Perder la cordura tratando de encontrarte.
Guiarme con tu voz de ave naranja.
Hasta por fin dar con el nido de tus brazos.
Para fundirme en tu sexo fluorescente.
De ansias construidas con tibia espera.
De tumultuosos terremotos en primavera.
Y acunarte en mi alcoba gris.
Prestarte mi lecho y mis sueños.
Olvidar la memoria en tu ropa interior.
Y que cuando partas, la lleves puesta.

4 comentarios:

Sofi ☮ ♥ dijo...

Remitente...
No remitente...
¿Qué importa?
Eso que escribiste es tremendo...
Ya habrá remitente :)

ai dijo...

a veces tb tengo ansias de su olor en mi almohada.. pegado en mis sabanas.. que sea parte de la trama.. como llenan algunas ausencias.. como se notan..

ay, son tan bonitas tus palabras.. describen muy bellas imagenes.. perdi la cuenta de las veces que lo lei.. me lleva a mañanas.. me lleva a bonitos lugares..


[soy debil.. y huyo.. aunque esta buena esta cuestion de empezar a hacerme cargo.. veremos que resulta..]

YO SOY RESHI dijo...

me gusta :) ♥

Bárbara dijo...

muy lindo :)