jueves, 12 de marzo de 2009


Y te aseguro que es como el acido pero el de roer, te carcome y no te das cuenta. Si supieras de las cosas benevolas de la vida y como ellas pueden ponerte el horizonte amarillo miel, de ese amarillo amanecer cuando el sol toca el mar, cuando la humedad supera los niveles estaticos normales y todo es nubosidad invariable. La vida no es color de rosas sino arcoiris. Sus colores solo se ven despues de una tormenta. Despues de que algun dios lloro sus penas sobre nuestros hombros. Despues del diluvio de lagrimas. Despues del ocaso de los parpados cansados de generar liquido acuoso. No te miento, hay luz. Luz que transfigura cuerpos en halos, luz que deforma y forma divinidades en la mas oscura de las sombras. Es mentira que hay que marchar hacia la luz, sino que hay que dejar que la luz emane de nosotros mismos. Y si ves que esta oscuro comete un fosforo, como Tita que logro prenderse fuego y elevarse al amor. No digas nunca que te faltan ganas. No dejes nunca que el cansancio te gane la jugada. Si hay amor hay calorias por quemar. Si hay amor hay horas por malgastar en insomnio. Me parto al medio, se me parte el alma en dos, se me vuelca el alma en vos. Y por mas que busque la chispa no hay oxigeno en esta combustion.

1 comentario:

vudu dijo...

leer lo que escribiste era lo que necesitaba sin dudas
necesito no dormir por amor y no por la falta de este
necesito que mi alma sea de alguien
y esas cosas
lindo texto
feliz viernes !

vudu