domingo, 1 de marzo de 2009


No quiero seguir cargando con tu paraíso en mi conciencia
Si hasta el hemisferio izquierdo de mis sueños te cedí
Que más hasta agotar mis pertenencias terrenales
Que más hasta quemar mis dadivas espirituales

Te me han devuelto cubierta de confituras duras
Y es una envoltura que no se cae ante mis ojos
Como un baño de caramelo amargo
Que agota el chupa chupa y asquea los sentidos

No quiero perseguir ya más quimeras
De quererte mas blanca que la nada blanca
Y que al refregar tus manchas en mis mejillas
Me tire a la caída libre de vivir lavándome las manos

Y al amar el orden caótico de tu isotopía arterial
Me sumo a la nubosidad variable de tu cariño
Ese que de a ratos me corona reina de tus pupilas
Y súbitamente me empuja al borde de tus pretensiones

Si es que en esta carrera ya perdí el envión
Y se quema el combustible lento en un tanque a medio llenar
Que alberga un nuevo frenesí de fumar cigarrillos Light
Y llorar sólo para sacarme lágrimas de encima.

No hay comentarios: