miércoles, 25 de marzo de 2009

Un pedazo de lo que soy

Me llamo Sabrina por imposición, no por elección. Igualmente si hubiera podido elegir mi nombre tal vez caería en la misma nomenclatura ya que me resultaría un deja vu familiar. Tengo 25 años y siento que perdí unos tantos. Me da miedo dormir sola y nunca fui a un psicólogo aunque sé de antemano cual seria su veredicto patológico. Hace años que supero los 50 kilos por más dietas y pociones mágicas a las que someta mi metabolismo. El único ejercicio que realizo es el amor y de vez en cuando correr al trabajo cuando hice demasiada fiaca al levantarme. Si tendría que elegir una palabra para describirme la cambiaría a diario, por eso prefiero no decir nada. Me enorgullece decir que soy emocional. No creo en las etiquetas por eso no me asusta ser yo misma nomatterwhat. Sufro del síndrome del spanglish aunque intento con empeño solo escribir en castellano porque es mi mamá y mi primer amor. Tengo la no tan descabellada teoría de que las personas dejan de leer a la 8va línea por falta de interés o simplemente distracción. Soy breve y extensa a la vez. Diplomática y febril. Autómata y humana. Una combinación de antagonismos constante.

3 comentarios:

ai dijo...

es un texto muy sincero.. que lindo!..

[y creo que los años no se pierden, se hacen experiencia..]

Bárbara dijo...

es una perfecta descripción de tu persona.
Muy lindo todo lo que escribis!

Prisss dijo...

Encantada...