jueves, 18 de junio de 2009

Jugando rayuela

Me pesa el aire.
Me pesan los pulmones.
¿O será más bien el bolso?

Voy sobrecargada de ideas.
Me duele leer.
Duele dulce.
Duele sangre.
Me subestimo.
Soy pequeña.
Más pequeña que una coma.

22 comentarios:

Fractured hand. dijo...

Eres tan pequeña como una coma pero te duele algo tan grande como los pulmones. Eso quiere decir que no eres cualquier cosa.

azul dijo...

Si ..todo humilde se siente nada, pero si eres consciente ...sabes que no eres nada, eres mucho...alguien que piensa y que hace pensar

Que estupendo, verdad?

Un saludo

Beth dijo...

es algo normal...a veces sentirse tan diminuta (aunque no lo seas) hasta casi llegar a la nada..para darte cuenta que lo eres todo

saludos !

Agustina Valeria dijo...

Pequeña como una coma y cargada de ideas. Imagino una coma gorda gorda con todas palabras adentro a punto de explotar. No sé porque.

eliú dijo...

yo soy como un punto



.

señorita dijo...

pequeña e indefensa
subjetiva al fin y al cabo
=)

Flor dijo...

somos menos que una coma en esta infinidad eterna!

Carolina dijo...

yo soy pequeña, mas pequeña que una coma :)
me re gusto el escrito =).




Esa escena de diario de una pasion, siempre me hace llorar la vi muchisimas veces y siempre en esa parte lloro o se me ponen toda la piel de gallina es terrible jaja.
Un besote

Miranda Yeah dijo...

Me gusto tu blog
muy profundo todo lo que escribis :)

Interrogante dijo...

Hola Estimadísima... Que texto tan curioso... Es una queja muy curiosa... Desde mis experiencias malogradas creo que no está tan mal sentirse pequeño; a veces si te sentís grande cargás todo el peso de tu propio ego... La pequeñez es cómoda, entra en cualquier lado, pasa inadvertida... Y que sería de la escritura sin esa coma! Lo pequeño no es menos importante, solo pasa más inadvertido...
Duele dulce? En lo personal los dolores dulces son muy agradables cada tanto...
Sí es bueno de vez en cuando limpiar la cabeza de demasiadas ideas... Los sabios Zen hablan de vaciar la taza... Un gran saludo ;)

phenomena - dijo...

lo escribiste?

phenomena - dijo...

vos*

DIAVOLO dijo...

No eres pequeña, eres infinita... Eres una coma, un punto, unos puntos suspensivos, una exclamación, un interrogante... y muchos sentimientos.

Besos.

Literato dijo...

Esa oscilación entre un día sentirse pequeño y otro día gigante creo que es algo muy común. Llega una edad, después de los 30, que empieza a no importarte tanto y comenzás a ver la vida como el juego en sí, tal vez el mismo de la rayuela, y al poder verlo en profundidad, jugás. Al jugar estás viviendo porque entendés un poco mejor las reglas.

=)

Ignacio Reiva dijo...

Duele conocerse, se nos hace que somos pequeños, hay que ser valiente y eso te hace enorme.

Beren dijo...

Hay dias en que uno se siente tan diminuto como una coma como asi tambien hay otros en los que el pecho de infla como una O mayuscula, es custion de dias. "no han de ser tus caídas tan violentas
ni tampoco, por ley, han de ser tantas" dice el poeta Almafuerte

Betty Davis dijo...

es genial como algunos dias percebimos nuestra grandeza sobre las cosas
y otros nos sentimos asi, como dijiste vos, una coma, una coma en una enciclopedia infinita.



un saludo grande.

n. dijo...

pero no tanto como un punto?

Beea;; dijo...

Sentir el peso sobre tu cuerpo, qe cada vez se hace mas fuerte el dolor. Cada vez te sobrecargas de cosas realmente cada vez mas pesadas,como al mencionar, lo dulce que duele; las cuales quizas te importan, pero no valen la pena.

A veces suelen aparecer replanteos existenciales, que te hacen darte cuenta, de que debes cambiar tal vez un pequeño detalle, para que tu vida, se muestre casi perfecta.

TE DESEO SUEERTE... BESOS!
animo!

gabriel dijo...

me gusto mucho...tu poesia se purifica
abrazos

cecilia. dijo...

qué lindo este!
no sólo tenemos foto parecida sino que tengo un tatuaje en el mismo lugar! de una pluma de lapicera con alas!
beso

Acuarius dijo...

gran alma...