lunes, 7 de septiembre de 2009

Filosofía entre comidas

El día pasaba pegajoso y lento. Durante el desayuno se entretuvo mirando como las agujas de su reloj dibujaban un círculo infinito sobre la carátula cuadrada y se convenció de la coexistencia de formas distintas trabajando para un mismo fin. Después del almuerzo un complot de pereza e ingenio trasformó a las manecillas de metal en babosas que fastidiosas se trasladaban de número en número dejando un camino de baba brillante. Las babosas y su fatídica existencia. De niña solía tirarles sal y ver como se retorcían en el piso hasta que sólo eran una masa informe e inerte de espuma y materia grisácea. ¡Que plato!. Mientras cenaba pensó que ahora no procedería de la misma manera, sino que simplemente las envolvería en un trozo de rollisec y que sea el recolector de la basura el encargado de decidir sobre su destino.

11 comentarios:

Cecy dijo...

Hasta pesado se siente ese entre comidas.

No me gusta nada lo pegajoso, eso debe ser.

Besos.

Ignacio Reiva dijo...

Parece que uno es mas macabro de chico, pero que hay mas macabro que el dejar de disfrutar y dejar a otros decidir sobre lo que nos divertía de niños. Un gran beso.

la chica pirata dijo...

qué bonitas metáforas.


un besazo enorme
(:

German dijo...

Jajajaja me gustó en verdad, la parte en que las agujas del reloj se tornan babosas... tan cierto como inevitable en algunos momentos.

Lucía dijo...

Carga en sus agujas el presagio de la baba.

Besitos Sabri.

Xaj dijo...

Que intrìnseca maldad, la del ser humanito. Esa potestad de poder, que da ser el vèrtice en la piràmide del quien se morfa a quien.

Saluditos, srta de las cosas impropias.

Eme dijo...

Lo mismo hacia con mi reloj, hasta que me produjo tanta neurosis que lo tengo en su linda caja en mi closet*

besosdulces*

la vida es un VICOLASHEE !. dijo...

el mio es el 24 de septiembre, osea ya en 14 dias xD y nose, nose, algo inventaremos qeirda ajjaja

kisses ♥

Rosa dijo...

No lo hiciste, lo de echarles sal digo, porque ya conocías el resultado o porque la adultez te hizo menos morbosa??
Besos.

Amaya dijo...

Lentos y pegajosos, sí,asi pasan algunos dias..pero nunca hasta hoy los relacioné con las babosas,..y les vá, vaya si les vá!..Jamas volvere a mirar igual las manillas del reloj. Fijo!

Besos mil

...y tu mamà tambièn dijo...

Me RE gusta cómo escribís, y me di cuenta que escribís en tercera persona. Yo también lo hago muchas veces y hasta el día de hoy no pude descubrir porqué!
Beso grande!