jueves, 31 de diciembre de 2009

Mi balance del año: Ella

Ella, coronada de imágenes.
Secuencia volátil.
Ella, epicentro de energía cósmica.
Metamorfosis accidentada.
Su piel, cartografía de universos imaginarios.
Y sus dedos galaxias de cinética agraciada.
Ella, supernova en mi cuarto oscuro.
Oropel valioso.
Ella, besos apicultores.
Saliva sagrada.
Las estrellas feroces de sus ojos.
Y un candil en cada iris-profundidad.
Ella, baño de lluvia acida.
Caramelo homicida.
Ella, atemporalidad andrógina.
Reina pixelada de mi amor monocromático.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Penitente

Se me regaló la noche
Y para copiar sus pasos
Me quiebro la cadera
Y me vuelvo un xilofón.

Noctámbula deambulo.
Despierta pernoto.
Con brazos vacíos de sueños.
Sin mar ni destello.

Mis ojos se mojaron
De muertes súbitas
Y empobrecidos feligreses
Que vuelven sin rumbo.

Y te añoro negrura absuelta.
Mi condena a la amargura
(Y a la banal envoltura)
Dichosa reina de mis sombras.

Que te cuelas por mi manga
Sonando a tics de reloj
Y a ecos descompuestos
De sonido amorfo.