sábado, 10 de enero de 2009

Fragmentario**

Porque a veces vos estas abajo y llega ese alguien que te tira mas abajo pero en realidad quiere subirte aunque te acribille con cargas que no son mas que plumas sobre las mejillas y no es porque no te quiera sino porque te ama [...] en un tiempo que dejo de existir pero que de alguna manera u otra esta suspendido hasta que llegue esa maldita alineación de planetas que cause una supernova de cuerpos y almas […]. A veces sólo basta una mirada, una interpretación barata de lenguaje corporal para que te des cuenta que se sentó al lado tuyo y su rodilla te está apuntando como un misil, evidencia suficiente para indicar que tu presión atmosférica aun sacude su estructura y la obliga a levitar eternamente en tu sistema solar como pendida de un hilo imaginario que no se corta ni aunque soplen vientos de […]. Y esa nausea inevitable que invade las entrañas cuando algún vestigio de recuerdo se cuela en un rayo que entro sin permiso por la ventana. Ahí es cuando yo digo que […] me estas dando todo tu ser y ya sos mía.

**Porque los espacios en blanco hay que saber llenarlos.