viernes, 29 de mayo de 2009

Más mía

Nunca íbamos a saber en ese momento que estábamos ante la presencia de un genio. Pero no hablo de esos genios a los que se les puede medir la inteligencia por un IQ test sino de esos que emanan cierta aura flotoaérea iridiscente que trasmite un “calláte la boca, más respeto”. Y así se movía ella por el sendero vital. Mitad caminaba con los pies, mitad levitaba con su propia temperatura espacial. Era el último eslabón de su propio ecosistema. Un espécimen raro aunque bellísimo. La reina esporádica del minuto que marcaba el reloj. Se quedaba corto el diccionario en sinónimos para describirla. Y yo me regodeaba impunemente de que sea sólo mía, ignorante de su don y así más mía todavía.

19 comentarios:

gabriel dijo...

me encanto eso del aire de "callate la boca, mas respeto"...es una sensacion muy rara esa de estar frente a personas que son imponentes y uno trata de batallar con su ego para no atribuirle demasiada importancia...
un abrazo

Seventh Son Of The Seventh Son dijo...

me gustó todo, muy bueno, muy interesante, expresivo.
Suerte che, un beso

Interrogante dijo...

Qué bueno está esto... Pero me gusta la contradicción que emana desde tu lugar de generadora de esta entrada; hay una mezcla de admiración, sumisión pero a su vez hay un fuerte sentido de posesión... Es muy loco no? Me refiero a la sumisión y la posesión. Parecen conceptos díficiles de convivir pero sin embargo aquí aparecen...Que halagador debe ser leer esto para tu objeto de admiración.

Gracias de verdad por pasar por mi "barrio" bloggero...La imagen del Iceberg me resultó muy acertada. Que estés muy bien.

Antonella dijo...

"Se quedaba corto el diccionario en sinónimos para describirla"

Tan bellas palabras. Siempre tan expresividad hay en ellas.
Que tengas un lindo sábado. Besos!

eliú dijo...

"...yo me regodeaba impunemente de que sea sólo mía, ignorante de su don y así más mía todavía..."

tu ves distinto, más allá de los dones, ves realidad.

Florencia dijo...

Lindo blog, me gustó todo.
Un beso, suerte.

DIAVOLO dijo...

"La reina esporádica del minuto que marcaba el reloj"... uuuffff, hay frases que me dejan boquiabierto. Me parece fantástico!!!

Y qué suerte tienes... que es sólo tuya...

Besos.

Amaya dijo...

La genialidad tiene ese "aura".., no reside en los rasgos, la ropa ni la conducta..es algo que incita a darse la vuelta y mirar, un perfume especial que tiene lo único y genuino..

Un texto magnificamente escrito.

Hasta muy pronto

Muchos besos.

Amaya

León dijo...

A veces la ignorancia es la mejor forma de admiración, no?

Como fluyen todas las palabras por acá, voy a tener que venir cada vez que busque armonía (bastante seguido)

Un abrazo.

exiliada dijo...

Viste? A veces sentimos eso, pero personalmente nunca sé como expresarlo. Te llevás mi admiración por eso. Saludos :)

vudu dijo...

linda ♥

señorita dijo...

La reina esporádica del minuto que marcaba el reloj.
me encanta
solo mia
=)

Hija del Rigor dijo...

Wow.
Bellísimo texto.
Voy a chusmear un poquito tu blog si no te molesta :)


Besos!

Fleur dijo...

supongo que la delgada linea recae en la veracidad. lindo blog, seguiré leyendo

Virginia dijo...

Saludos para vos, live forever!

Carolina dijo...

Muchas gracias por pasarte linda!
Un besote ricotera :)

piensoluego dijo...

increíblemente genial.
muy muy bueno.
me gustó mucho, en serio.

saludos.

Los amigos del duende dijo...

La gente entra aca y dice la frase que mas le gusto sobre lo que escribiste...

a mi me gustaria saber quien es la dueña del BENDITO DON

musa dijo...

Estoy con los demas, es sublime:
"La reina esporádica del minuto que marcaba el reloj"...
Uff...inspira respeto, asombro... no puede ser mas tuya aquella que mitad camina mitad levita, aquella que te eleva y que te incita.
Debe ser siempre tuya para poder virila con tanta intensidad.
Gracias por compartirlo.
Besitos, Musa